Cables y torres eléctricas de alta tensión camufladas: un riesgo para los pilotos de trabajos aéreos

Los cables y las torres de alta tensión constituyen uno de los grandes peligros para los pilotos de trabajos aéreos que se dedican a labores como la extinción de incendios o las emergencias sanitarias. En los últimos años han causado numerosos accidentes aéreos en ocasiones con consecuencias fatales.

Hemos hablado de ello anteriormente pero hoy os lo queremos mostrar de forma gráfica. Este vídeo es una clara muestra del riesgo que entrañan: una torre camuflada que impide divisar los cables prácticamente hasta volar sobre ellos. ¿Serías tú capaz de verlos y de reaccionar a tiempo ante su presencia?

Ahora piensa, si esta situación se produjese en condiciones de baja visibilidad debido al humo de un incendio forestal o en valles con mucha vegetación en los que cruzan cables con torres pintadas de verde para reducir su impacto visual. Pues este es el día a día de los pilotos de trabajos aéreos.

Los cables no sólo generan un problema de seguridad, también de eficacia de las operaciones ya que los pilotos deben tomar máximas precauciones en vuelos a baja altura. Balizar cables y señalizar torres son medidas necesarias para evitar la siniestralidad en este sector, reforzar la seguridad aérea y mejorar la eficacia de operaciones que prestan un servicio público fundamental.

Publicado en Extinción de incendios, Operaciones aéreas, Seguridad aérea, Trabajos aéreos, Vuelos medicalizados | Deja un comentario

Mejorar el nivel de inglés aeronáutico para mejorar la seguridad aérea

Hace unos días nos encontrábamos con las conclusiones de un estudio realizado para la Autoridad Aeronáutica Británica (Civil Aviation Authority), bajo el título Aviation English Research Project: Data analysis findings and best practice recommendations.

Se trata de un informe que analiza los incidentes de seguridad causados por un uso inadecuado del inglés entre profesionales del sector aéreo. El informe analiza aspectos como la pronunciación, la comprensión oral o el uso de fraseología estandarizada en las comunicaciones de pilotos y controladores y los problemas derivados. Se analizaron 267 reportes en el periodo comprendido entre enero de 2012 y junio de 2013 relacionados con las comunicaciones en inglés.

¿Cuáles fueron las conclusiones?  Pues principalmente que las estrategias de comunicación deben mejorar entre los profesionales del sector aéreo (simplificación del discurso, evitar redundancia de la información,…). Tanto a pilotos como a controladores cuya lengua materna no es el inglés se les recomienda familiarizarse con diferentes acentos, así como practicar las habilidades de comprensión oral, especialmente en el caso de cifras y números, en contextos en los que se repliquen situaciones de la vida real.

Otro de los aspectos preocupantes, que incluye también a los pilotos británicos, es el uso de un lenguaje de carácter coloquial que se aleja de la fraseología estándar. El seguimiento de procedimientos establecidos y del inglés aeronáutico es fundamental para garantizar la seguridad.

Evitar esas malas prácticas es un imprescindible para la seguridad aérea, ya que un malentendido cuando hablamos de comunicaciones aeronáuticas puede tener consecuencias catastróficas.

Pilotos y controladores deben acreditar su nivel de competencia lingüística y renovarlo periódicamente para garantizar que su conocimiento del idioma es el adecuado. La seguridad de las operaciones también pasa por un uso correcto de las comunicaciones.

Publicado en Operaciones aéreas, Seguridad aérea | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Periodismo ante un accidente aéreo: responsabilidad y servicio a la sociedad

El debate contó con representantes de Aprocta, APM, Enaire, AESA, Llorente y Cuenca y COPAC

La semana pasada participamos en el curso para periodistas Transporte Aéreo y Periodismo organizado por la Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo. Copac participó con una presentación sobre las principales cualidades y requisitos de la profesión de piloto e interviniendo en un debate entre profesionales de la comunicación sobre la compleja labor de Informar sobre accidentes aéreos. Términos como sentido común, deontología profesional, necesidad de especialización se repitieron y trataron a lo largo del debate y su importancia es indiscutible.

Sin embargo, hay dos conceptos que constituyen el eje de nuestras reflexiones del papel del periodista ante un accidente.

El primero es “personas”. Cubrir un accidente aéreo es, ante todo, narrar una tragedia en la que suele haber muchas víctimas; que se suman a la de otras, sus familias, que sufren y sufrirán esa pérdida irrecuperable para siempre. A su vez, supone responder al derecho constitucional de la sociedad a recibir información veraz y rigurosa, a conocer qué ha sucedido. Todo ello gestionando la presión que algunas redacciones y las redes sociales imponen, una maraña de fuentes con un goteo de datos poco precisos y en marcos legales a menudo complejos. Luis Serrano, experto en Comunicación de Crisis en Llorente y Cuenca, realizaba una simple pero aplastante afirmación con la que coincidimos “lo fundamental en la gestión de una crisis son las personas”. Ahí entra en juego el papel de las compañías, organizaciones e instituciones, que se convierten en fuente de información para el reportero.

El segundo concepto es “responsabilidad”. Sobre la profesión del periodista recae una gran responsabilidad, ya que su labor está vinculada a un derecho fundamental de las personas y contribuye a crear una opinión pública bien informada. Esa responsabilidad pesa sobre el periodista encargado de narrar la tragedia desde el lugar de los hechos, pero también sobre el que desde un gabinete se convierte en su fuente como transmisor de datos o como experto analista.

De responsabilidad y de poner en el centro de nuestras decisiones a las personas también sabemos los pilotos, en cada vuelo gestionamos la seguridad de cientos de pasajeros. Cuando se produce un accidente aéreo muchos periodistas acuden a nosotros preguntando: ¿qué ha podido pasar?, ¿podría volver a ocurrir?… Preguntas para las que casi nunca tenemos respuestas inmediatas pero sobre las que podemos contextualizar y, principalmente, trasladar la importancia de reivindicar respeto a las investigaciones independientes. Conocer qué pasó en un accidente aéreo no responde sólo al interés mediático y social, también al compromiso del sector aéreo por tomar medidas preventivas que eviten nuevos siniestros en el futuro.

Publicado en Accidentes e incidentes | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

40 años de la tragedia de Los Rodeos

El 27 de marzo de 1977 se producía en el aeropuerto de Los Rodeos uno de los accidentes más trágicos de la historia de la Aviación. El siniestro se produjo cuando el vuelo PAA 1736 de Pan Am y el KLM 4805 chocaron cuando se disponían a  despegar. Ambos habían aterrizado previamente en Los Rodeos al encontrarse cerrado el aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria, su destino inicial, por una explosión. Muchos factores secundarios, pero igualmente decisivos, se sumaron para dar lugar a la peor tragedia aérea, que dejó 583 víctimas mortales.

Esta semana, cuando se cumplen 40 años se plantea la pregunta, ¿podría volver a suceder?. El avión es el medio de transporte más seguro. Cuando se produce un accidente es necesario aprender lecciones para evitar que se vuelva a repetir.

 

En estas cuatro décadas se han producido mejoras en varios campos:

  • La tecnología ha reforzado considerablemente la seguridad. Tanto los automatismos en cabina como los sistemas de comunicaciones han sido dos aspectos en los que se ha avanzado considerablemente en estos años. Los sistemas de comunicaciones hoy son más fiables, existe un mayor número de frecuencias disponibles y equipos para la atenuación de ruidos.
  • Desde 2008 los pilotos –y los controladores- tenemos que acreditar unos conocimientos de competencia lingüística que garantice la seguridad de las operaciones. Para las operaciones internacionales es el inglés.
  • La seguridad en pista es mayor. La tripulación recibe alertas si esta se encuentra ocupada y existen sistemas de luces que indican al piloto si existen obstáculos en pista.
  • El enfoque de la investigación de accidentes hoy ha cambiado. Estos procesos son más exhaustivos y tienen una visión sistémica, es decir, analizan todos los aspectos de la organización y del contexto operacional que de una u otra forma han podido influir en el accidente.
  • Se ha reforzado la importancia del factor humano como elemento de seguridad. Las tendencias en la aviación con los años han ido otorgando mayor relevancia al profesional como barrera de seguridad con mejor formación, entrenamiento y procedimientos. El Crew Resource Management (CRM) ha potenciado la comunicación y el trabajo en equipo en cabina.

En las últimas décadas la seguridad operacional se ha abordado desde una nueva visión. A través de Sistemas de Gestión de la Seguridad (SMS) se asume como un proceso más que debe administrarse en una organización, con políticas, procesos y líneas de responsabilidad. Muchos aspectos han mejorado desde el trágico accidente que estos días recordamos. Sin embargo, no podemos bajar la guardia. La seguridad se construye día a día, la calidad de la formación de los profesionales que asumen una gran responsabilidad en cada vuelo requiere atención y mejora constante.

Este 40 aniversario nos recuerda que el trabajo por la seguridad aérea debe ser permanente, preventivo y proactivo.

Publicado en Accidentes e incidentes, Seguridad aérea | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¡Feliz Día Meteorológico Mundial desde la cabina de vuelo!

Hoy se celebra a nivel internacional el Día Meteorológico Mundial. Se conmemora la entrada en  vigor el 23 de marzo de 1950 del Convenio de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Cada año los Estados que la integran celebran este día centrándose en un tema de interés para la sociedad. El lema de 2017 es Entendiendo las nubes y busca destacar el papel de las nubes en el equilibrio energético, el clima y las condiciones meteorológicas, así como su contribución al ciclo del agua y a todo el sistema climático.

Los pilotos desde nuestras cabinas tenemos el privilegio de observar las nubes y otros fenómenos meteorológicos en vuelo. Más allá del magnífico espectáculo que representan, para nosotros las nubes son una fuente de información fundamental sobre el estado de la atmósfera. Su observación permite a las tripulaciones anticiparse a los riesgos derivados de condiciones adversas y tomar medidas preventivas para la seguridad de los vuelos.

La meteorología es un factor clave para la seguridad aérea ya que condiciona decisiones relevantes para el desarrollo del vuelo, desde la ruta a la carga de combustible. Por ello entender las nubes es para los pilotos una cuestión prioritaria. El conocimiento en esta materia y la experiencia de las tripulaciones es fundamental desde el inicio de nuestra formación como pilotos y durante nuestro desarrollo profesional. La tecnología a bordo, principalmente el radar meteorológico, nos permite además complementar la información visual que recibimos.

En un día como hoy queremos agradecer el trabajo de los meteorólogos y destacar su papel en la seguridad aérea. Las previsiones que facilitan a las tripulaciones son una de las herramientas más importantes en la fase de planificación de un vuelo, nos  ayuda a evitar riesgos innecesarios y a cumplir con nuestro principal objetivo: garantizar en todo momento la seguridad de los pasajeros.  Y es que desde “nuestra oficina” somos testigos de la belleza de las nubes pero también  plenamente conscientes de los riesgos que pueden entrañar. La colaboración y el intercambio de conocimiento entre pilotos y meteorólogos, sin duda, contribuyen a que la aviación sea el medio de transporte más seguro. ¡Feliz Día Meteorológico Mundial!

Imagen: COPAC

Publicado en Meteorología, Operaciones aéreas, Seguridad aérea | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Pilotos y controladores: conocerse más para mejorar la seguridad

Cada vuelo, desde que despega hasta que aterriza, es seguido de cerca por los controladores. Mientras  que los se encuentran en la torre ven físicamente a la aeronave y la controlan en el radio más próximo al aeropuerto; los que se encuentran en los centros de control los siguen a través de sus radares.

Pilotos y controladores forman parte del mismo equipo con un mismo objetivo: velar por la seguridad de los vuelos. Sin embargo, lo hacen en entornos absolutamente distintos. Mientras los pilotos operan la aeronave desde la cabina de vuelo, los controladores desde un centro de control siguen la trayectoria de ese y otros vuelos con una visión general de lo que está sucediendo en un fragmento del espacio aéreo en tiempo real. En pocas ocasiones, tienen la posibilidad de acercarse al trabajo desde la otra perspectiva.

Desde el pasado mes de febrero, varios grupos de pilotos han tenido la ocasión de visitar diferentes centros de control de distintas direcciones regionales en una iniciativa del COPAC que cuenta con la colaboración de Enaire. Los pilotos tienen la ocasión de acercarse a la operación aérea desde otra perspectiva. Han  conocido las herramientas de trabajo del controlador, la información que manejan para facilitarles las indicaciones que a diario escuchan a través de la frecuencia de radio y han visto en tiempo real cómo gestionan cientos de vuelos.

La experiencia está resultando gratificante y contribuye a favorecer la cultura de seguridad en el sector. El conocimiento mutuo es un factor clave para coordinar funciones estrechamente relacionadas, sobre todo, para favorecer un mejor servicio al pasajero.

 

Publicado en Operaciones aéreas, Sector aéreo, Seguridad aérea | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Las políticas de Donald Trump: incertidumbre para el sector aéreo

El sector aéreo es sensible a cualquier cambio de carácter político o económico, casi siempre relacionados.  En 2017 la aviación estará pendiente, entre otros, de los nuevos escenarios que se deriven del Brexit y del cambio de rumbo en las políticas económicas de Estados Unidos.

Sin duda, el efecto Trump ya se ha dejado notar en muchos ámbitos, incluido el sector aéreo. Apenas dos semanas después de llegar al poder, Donald Trump anunciaba un veto migratorio, suspendido temporalmente por la Justicia, pero que ha tenido importantes consecuencias en el sector y mantiene alerta a las aerolíneas de todo el mundo.  ¿Cómo y a quién ha afectado?

  • Obviamente a los pasajeros de los siete países incluidos en el veto. La medida sembró el caos en aeropuertos con detenciones de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Yemen y Sudán, así como manifestaciones de protesta.
  • La precipitación con la que se adoptó la medida provocó que compañías aéreas con tripulaciones formadas por nacionales de los países vetados tuvieran que modificar sus programaciones para no verse afectados. Además, tuvieron que improvisar soluciones para atender a los pasajeros con billetes adquiridos a los que se impedía volar.
  • Aerolíneas de todo el mundo, a través de IATA, criticaron la medida y la forma en la que se ejecutó. Su director general, Alexandre de Juniac, calificó la medida de “preocupante”. Manifestó además que “la paz duradera, la prosperidad o la seguridad nunca se han alcanzado a través de la provocación, la exclusión y la división” y señaló que “el papel que juega la aviación para conectar personas nunca antes ha sido más necesario”.

Las propuestas de Donald Trump para el sector aéreo

¿Se ha manifestado Trump acerca del sector aéreo? Pues sí, lo ha hecho. Fue el pasado 9 de febrero en una reunión con las aerolíneas estadounidenses. En su discurso Trump ensalzó el trabajo de las compañías aéreas transportando aproximadamente dos millones de personas cada día, a pesar del “mal equipamiento de los aeropuertos” y de una regulación que es un “desastre”.  Además de críticas, el presidente de Estados Unidos ha lanzado algunas de sus propuestas:

  • Ha manifestado su intención de reducir la carga fiscal para las empresas, una medida de la que las aerolíneas estadounidenses podrían beneficiarse.
  • Ha señalado que quiere reformar el sistema de control de tráfico aéreo de Estados Unidos al que ha calificado de “obsoleto”.
  • Ha apuntado también la posibilidad de que el nuevo responsable de la Federal Aviation Administration (FAA), la autoridad aeronáutica estadounidense, sea un piloto.

Aunque aún no ha adoptado ninguna medida concreta, su política de reducción de “molestas regulaciones” afecta ya a la actividad de la FAA, uno de los referentes a nivel mundial en materia de seguridad. Trump ordenó restringir o posponer durante 60 días las regulaciones en diferentes sectores hasta su revisión por el nuevo gobierno, lo que afecta a las directivas de seguridad que emite este organismo.

“Buy American, hire American” . En su línea proteccionista, en los últimos días Trump ha pronunciado esta declaración de intenciones en una visita a la planta de Boeing en Carolina del Sur apostando por “productos hechos por nuestros trabajadores en nuestras factorías”. El famoso “America first” que Trump utilizó durante la campaña electoral, tiene su continuidad en el discurso del ya presidente de Estados Unidos a todos los niveles, incluido el potente sector aéreo.

Publicado en Compañías aéreas, Sector aéreo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El rescate del Gure Uxua y las 17.921 personas asistidas por Salvamento Marítimo

 

Este vídeo ha sido, sin ninguna duda, una de las imágenes del fin de semana. El fuerte temporal en el Norte de la Península, con olas de hasta 10 metros de altura, provocaba el hundimiento del pesquero gallego Gure Uxua frente a las costas de Navia, en Asturias. Se activaba una emergencia con la intervención de las tripulaciones de tres helicópteros: Helimer 211 y Helimer 209 de Salvamento Marítimo y Pesca II de Gardacostas de Galicia.

En unas condiciones meteorológicas muy complicadas, las tripulaciones de estas aeronaves consiguieron rescatar a los 12 tripulantes del barco con éxito y trasladarlos a distintos hospitales para recibir atención médica. Su trabajo en condiciones adversas ha sido públicamente agradecido tanto por los propios marineros como por otras personas con una dimensión pública que han contribuido a poner en valor su imprescindible papel en la sociedad.

 

A menudo se utiliza la palabra “héroe” para definir su trabajo, pero quizás no sea lo más preciso. El trabajo en equipo de pilotos, rescatadores, operadores de grúa y de todos los profesionales que contribuyen a gestionar este tipo de emergencias y sus resultados, no son fruto de la casualidad, no responde a poderes sobrenaturales ni es excepcional. Se trata de profesionales altamente especializados  que necesitan una formación continua, máxima coordinación y procedimientos adecuados para actuar cuando sea preciso, siempre salvaguardando tanto su seguridad como la de las personas a las que asisten.

El rescate del Gure Uxua es sólo un ejemplo del trabajo que a diario realizan estas tripulaciones. Solo en 2016 Salvamento Marítimo asistió a 17.921 personas en 5.693 actuaciones. Su labor no siempre se reconoce públicamente, pero siempre están en alerta 24 horas al día, siete días a la semana para atender cualquier emergencia que pueda surgir. También lo están las tripulaciones que prestan otros servicios públicos, como la extinción de incendios forestales, el rescate en montaña o los vuelos sanitarios. Un trabajo, casi siempre silencioso, al servicio de la sociedad.

Publicado en Operaciones aéreas, Salvamento marítimo, Trabajos aéreos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Pilotos españoles en Chile y la temporalidad en la extinción de incendios forestales

Chile atraviesa una situación dramática a causa de los incendios forestales. El propio Gobierno del país lo ha calificado como el peor desastre forestal de su historia y ha solicitado la ayuda internacional para combatir las consecuencias del fuego, que afectan a todo el país.

La Corporación Nacional Forestal (CONAF) actualiza de forma periódica el número de incendios y las hectáreas arrasadas por el fuego con cifras realmente alarmantes. Nuestro país, atendiendo a la petición de ayuda,  ha enviado 56 militares de la Unidad Militar de Emergencias y 3 expertos civiles.

Pero no son los únicos españoles luchando contra los incendios que asolan Chile estos días. Desde hace años, y también en la campaña de 2017, pilotos comerciales de nuestro país se desplazan al país latinoamericano para trabajar en la campaña LCI. Su presencia allí cada año pone sobre la mesa una de las principales características –y amenazas- del trabajo de los profesionales que se dedican a la extinción de incendios: la temporalidad.

Las campañas en nuestro país están vinculadas a la época estival, lo que supone que los profesionales ven limitada su actividad a unos meses al año (variando en función de la comunidad en la que presten sus servicios). Esta temporalidad entraña también un factor de riesgo. No podemos olvidar que las operaciones aéreas de extinción de incendios requieren una elevada especialización y son actividades que se desarrollan en un entorno hostil que necesita una adecuada gestión del estrés. La experiencia y las horas de vuelo de las tripulaciones son siempre un “plus” de seguridad; cuanto mayor sea esa experiencia, mejor será la gestión de las amenazas a las que deben enfrentarse.

Como sabemos, la formación es una barrera de seguridad.  Que el trabajo se limite a varios meses al año supone también que su formación y entrenamiento no es continuo. En estas condiciones, es complicado que se puedan mantener profesionales especializados a largo plazo.  A pesar de todo, los pilotos españoles son valorados fuera de nuestras fronteras debido a su profesionalidad y experiencia en los incendios que cada verano afectan a nuestro país. Trabajar en las campañas de otros estados, como Chile, les aporta no sólo el necesario sustento económico más allá del verano, sino incrementar su experiencia y habilidades y mejorar su toma de decisiones en el complejo contexto de un incendio, buscando siempre el equilibrio entre seguridad y eficacia.

Lamentablemente esta campaña en Chile, al margen de los efectos del fuego,  nos deja ya un balance trágico. El pasado mes de diciembre  fallecía un piloto español cuando realizaba tareas de extinción. Nuestro recuerdo hoy para él y para todos los profesionales que en estos momentos trabajan para frenar el avance del fuego en Chile. La labor que realizan, aquí y allá, es imprescindible para la sociedad y para la conservación del medio ambiente.

Publicado en Extinción de incendios, Operaciones aéreas, Trabajos aéreos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La mujer en la aeronáutica: la igualdad está lejos de alcanzarse

¿Cuál es la presencia de la mujer en los cargos directivos en el sector aeronáutico? ¿Se ha alcanzado la igualdad? Esta y otras cuestiones se pusieron sobre la mesa el pasado viernes en una jornada organizada por el Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE) para abordar el papel de la mujer en este campo.

Una sesión que puso de manifiesto una aplastante realidad: la igualdad en la Dirección del sector aeronáutico está lejos de alcanzarse. Así lo indican las cifras que desde diferentes organizaciones y empresas presentaron y que constatan que la presencia de la mujer en puestos directivos es escasa.

jornada-mujer-aviacion-coiaeLa jornada contó con la perspectiva de algunas mujeres que sí ocupan puestos de responsabilidad. En la mesa redonda participaron Isabel Maestre (directora de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea), María Ángeles Martí  (directora de programas RFE A350 de Airbus), Ana María Molina (directora adjunta de Operaciones de Isdefe), Cristina Cuerno (catedrática de la Universidad Politécnica de Madrid y vocal en la CIAIAC), María Teresa Busto (directora de la planta de Illescas de Airbus), Esther Apesteguía (editora jefe de Fly News) y María Jesús López Solás (directora de Planificación de Red en Iberia).

Pero, ¿por qué las mujeres directivas son minoría en el sector aéreo?

Las mujeres presentes en la mesa coincidieron en  apuntar dos causas fundamentales. En primer lugar,  por una cuestión social y cultural que supone un problema educacional alejado de los principios de igualdad. En segundo lugar, “una alta dosis de autolimitación” de las propias mujeres.  Las participantes coincidieron también en que las mujeres tienen que demostrar sus capacidades más que los hombres; “estás más en primera línea hasta que demuestras tu valía” como indicó Ana María Molina de Isdefe.

¿Cómo cambiar esta situación?

De nuevo la clave vuelve a estar en la educación. Como indicó  María Teresa Busto de Airbus “es necesario fomentar un liderazgo sin sexo, actualizar modelos educativos y el rol que tiene la mujer en los medios de comunicación”. En este sentido se manifestó María Ángeles Martí al afirmar que “tenemos que ir cambiando estereotipos en los puestos” asumiendo con naturalidad que mujeres asuman cargos que tradicionalmente sólo han sido ocupados por hombres.

Cristina Cuerno aseguró que en las universidades hay una “brecha en materia de ciencia y tecnología”. Las carreras con este perfil no superan un 25% de presencia femenina, un porcentaje que no parece corresponderse con los tiempos que vivimos.

Según las previsiones del Foro Económico Global, la igualdad entre hombres y mujeres  no se alcanzará hasta dentro de 170 años tras un periodo de retroceso en materia de igualdad. Cambiar estas previsiones requiere actuar en los campos educativo y  empresarial para que la igualdad deje de una vez de considerarse una utopía.

Publicado en Sector aéreo | Etiquetado , , | Deja un comentario