Lecciones del vuelo 1549 de US Airways en su sexto aniversario

Han pasado ya seis años desde que el 15 de enero de 2009 un vuelo de US Airways con 155 personas a bordo amerizó en el río Hudson. Todos salieron ilesos. El impacto con aves en el despegue en el aeropuerto de La Guardia dañó los dos motores de la aeronave, ocasionando una situación crítica para la seguridad de la aeronave. En cuestión de minutos el comandante Chesley Sullenberger –Sully-, junto a su copiloto Jeff Skiles, estudió las opciones y decidió que la única posibilidad era amerizar en el Hudson. La ayuda inmediata prestada tanto por los equipos de emergencia como por el servicio de ferry de Nueva York fue fundamental para que hoy recordemos este accidente con un final feliz.

Esta maniobra se denomina “ditching”. Los pilotos la entrenan en simulador, ya que exige gran precisión y se debe seguir un procedimiento específico. Obviamente, sólo se ejecuta en situaciones excepcionales. Es lo que le sucedió a la tripulación del vuelo 1549. La vuelta a La Guardia o el aterrizaje en el cercano aeropuerto de Teterboro (New Yersey) fueron descartados, tal y como quedó reflejado en las conversaciones en frecuencia,que hizo públicas la Federal Aviation Administration tras el accidente, y en esta reconstrucción de la NTSB.

Con el paso de los años, desde nuestra perspectiva, varios factores que son parte del día a día del piloto cobraron gran importancia en ese suceso. En primer lugar, la toma de decisiones que el máximo responsable de la operación realiza constantemente teniendo en cuenta la seguridad del vuelo. “I chose the least best option ha afirmado Sullenberger. La opción “menos mala” fue el amerizaje no sólo para salvar el vuelo sino también para evitar daños en tierra.

Para evaluar la situación y decidir en minutos el segundo factor clave es la formación. Cuantas más horas de entrenamiento en simulador posean los pilotos, mayores serán sus habilidades para actuar en todo tipo de situaciones, incluso en algunas tan poco frecuentes como ésta. Un aspecto que las compañías deben considerar para ofrecer al pasajero la máxima seguridad.

La aviación debe prever los procedimientos adecuados y la formación para todos los profesionales implicados en la operación aérea. Es la lección que seis años después no debemos olvidar del vuelo 1549.

Anuncios

Acerca de Desde la cabina de vuelo

Desde la cabina de vuelo es el blog del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC). Aviación y seguridad aérea desde los mandos de una aeronave.
Esta entrada fue publicada en Accidentes e incidentes, Formación, Operaciones aéreas, Pilotos, Seguridad aérea y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lecciones del vuelo 1549 de US Airways en su sexto aniversario

  1. Pingback: Sobre aviones sin pilotos y el factor humano en la aviación | Desde la cabina de vuelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s