¿Qué tienen en cuenta los pilotos de helicóptero a la hora de cargar agua para la extinción de incendios?

El agua es uno de los grandes aliados de los profesionales de extinción de incendios. Habréis visto imágenes de los pilotos cargando agua en zonas próximas al incendio como embalses o piscinas pero, ¿sabéis qué criterios rigen la selección de un punto de carga concreto? Pues son varios, entre ellos:

  • Áreas libres de obstáculos. Los profesionales seleccionan puntos que se encuentren libres de obstáculos, como árboles o cables, evitando comprometer la seguridad del vuelo.
  • Eficacia de las labores de extinción. Se seleccionan puntos que faciliten la incorporación al circuito de tráfico en el incendio, permitiendo una mayor eficacia y cadencia de descargas. Es importante que exista coordinación en el caso de que varios medios aéreos carguen agua en el mismo punto, tanto en entradas como en salidas, para evitar conflictos de tráfico.
  • Mejor en espacios naturales, como lagos o embalses. Se priorizan estos puntos de carga frente a zonas privadas (como piscinas) para evitar causar daños en la propiedad de particulares. Sin embargo, si no existen otras posibilidades pueden también ser una opción viable.
  • Referencias con el terreno. Desde la aeronave es importante contar con referencias visuales. Por ejemplo, en grandes embalses es recomendable buscar un punto de carga cercano a la orilla. Realizarlo en el centro puede provocar riesgos operacionales derivados de las dificultades para determinar la altura exacta o de las corrientes generadas por el propio rotor del helicóptero. Además, una vez que se comprueba que es un lugar seguro es importante realizar cargas posteriores en ese mismo punto.
  • Nunca en el mar, salvo en caso de emergencia vital. No se deben realizar cargas en el mar, no sólo por los daños de la sal en la aeronave sino porque el oleaje puede desestabilizar la aeronave. Si se realizan en ríos, es muy importante tener en cuenta la corriente, que hará que el helicóptero y el bambi se desplacen en el mismo sentido. Puede ser un factor de riesgo.

En muchas ocasiones es más eficiente para la extinción una menor cantidad de agua en cada descarga y más cadencia de las mismas que descargas a la máxima capacidad y más espaciadas en el tiempo. Tanto la carga como la descarga de agua en el incendio deben realizarse en base a criterios de eficacia de la extinción y seguridad de todos los profesionales que participan en la extinción.

Imagen: COPAC

Anuncios

Acerca de Desde la cabina de vuelo

Desde la cabina de vuelo es el blog del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC). Aviación y seguridad aérea desde los mandos de una aeronave.
Esta entrada fue publicada en Extinción de incendios, Operaciones aéreas, Trabajos aéreos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s